Definir y establecer  los procesos actuales de la organización para tener una mejor visión de estos y conocer su interacción con otros departamentos y áreas. Se puede aprovechar para tener una visión de todo el negocio, pero si no es posible, tienen que aparecer los que van generando valor hacia la satisfacción del cliente.